Viajar en aerolíneas de bajo costo (low cost)

En un país como México, grande y con poca diversidad de medios de transporte (¿dónde estás tren?), las líneas de autobuses y aerolíneas hacen su agosto vendiendo pasajes que son caros (caros si los comparamos con el ingreso promedio en México). En otros lugares del mundo, sin embargo, donde la infraestructura terrestre, férrea y área es vasta, como en Europa occidental y el noreste de Asia, hay mayor competencia entre las empresas de transporte y hay más usuarios con mayor poder adquisitivo dispuestos a usar esos medios por la cual la oferta y la demanda crece. ¿Cómo ser exitoso en un negocio con mucha competencia? Pensando en el bajo presupuesto de los viajeros…

Para atraer a un público más joven y que no está dispuesto a gastar tanto dinero, en Europa se pusieron de moda las aerolíneas de bajo costo como Ryanair, estas aerolíneas buscan atraer a este nicho de mercado lleno de jóvenes ávidos de viajar por Europa ofreciéndoles un servicio con cero lujos (y con asientos muy incómodos) pero por precios muy inferiores a los que acostumbran poner las aerolíneas comerciales más importantes. Por ejemplo un vuelo de ida de Santander, España a Roma, Italia podría salirte en 10 euros (200 pesos) mientras que por Iberia te saldría en 100 (2000 pesos). ¿ Cuál es la maña aquí? Porque la hay, ¿no? Sí, sí la hay, la maña aquí es que para que esa aerolínea tenga precios tan bajos tiene que eliminar muchos servicios que damos por hecho cuando viajamos con una aerolínea como Aeroméxico. Por ejemplo no hay comida ni bebidas ni snacks de cortesía, si los quieres los pagas en el avión o pagas al momento de hacer tu reservación en línea, y he aquí la clave del asunto: reservar en línea.

Estas aerolíneas low cost normalmente no contratan a mucha gente para trabajar en los aeropuertos para así ahorrar gastos y por ende casi todo se hace en línea: desde la compra del boleto, hacer check-in, imprimir tu pase de abordaje por ti mismo, etc. Pero sin lugar a dudas sus ingresos mayores provienen del equipaje, así es, esta horrible nueva tendencia de que llevar equipaje ya es casi casi lo más caro en lo que gastamos cuando viajamos. Este trayecto de Santander a Roma que mencioné (yo viví en Santander y estuve a punto de volar con la infame Ryanair pero preferí viajar en tren) me hubiera costado no 10 sino 30 euros si hubiera facturado una maletita y por cada kilo de exceso me hubieran cobrado más que una aerolínea convencional, he allí su negocio. Si viajas ligero no hay problema pero para un viaje más largo en donde necesitas al menos más de dos calzones… he allí el problema. Ryanair tiene la fama de ser muy barato pero también recibe muchas críticas debido a lo que acabo de mencionar, ellos esperan algún “error” del usuario como que no haya especificado el peso total correctamente de su maleta que facturará o llevará a cabina para así “penalizarlo” en el aeropuerto. Toda una pesadilla para el viajero (eso y el poco espacio que hay entre los asientos en los aviones de Ryanair: más lugares en el avión equivale a más usuarios y por ende a más dinero). Podría hablar más sobre las contras de Ryanair pero ya se dan una idea de cómo es.

En México se supone que aerolíneas como Volaris o Interjet son de bajo costo debido a que se manejan como Ryanair en cuanto a pagar por sus servicios extras ya que, si no los necesitas, ¿para qué pagar más? (Y si los necesitas pues a hacer cuentas y ver si no te sale más barato en Aeroméxico). Digo que se supone porque sus costos no son exactamente de bajo costo si los comparamos con Ryanair pero no son tan caros como Aeroméxico por lo que serían como un punto intermedio. Más bien decidieron tomar el lugar que tenía Mexicana de Aviación como aerolíneas auxiliares de Aeroméxico. Quizá la que cumple más el nicho de bajo costo sea VivaAerobús del cual hay quejas como que es un “camión que vuela”; bueno, en realidad lo es ya que es propiedad de los dueños de varios consorcios de autobuses como Flecha Amarilla y eso no significa que sea malo, las aerolíneas europeas de bajo costo son camiones (autobuses) que vuelan, así de sencillo.

Otro factor a considerar es: ¿Quieres viajar más barato? No reserves tu asiento (como llegas te vas sentando), otra tendencia low cost que se apodera de las aerolíneas tradicionales en donde tienes que pagar por reservar tu asiento o de lo contrario te asignarán uno de manera aleatoria, con la diferencia de que 24 horas antes de tu vuelo puedes asignar uno “gratuitamente” de los que quedan. Pero mi intención no es asustarlos con esto de la falta de servicios en las aerolíneas de bajo costo, hay algunas que se comportan a la altura de las aerolíneas convencionales. Yo acabo de usar T’Way Air, una aerolínea de bajo costo coreana, para viajar a Seúl, Corea del Sur desde Oita, Japón y el servicio fue magnífico ya que sí tienen un mostrador en los aeropuertos tanto de Incheon (Seúl) como de Oita, además de que el servicio ofrecido en los aviones fue muy bueno y los asientos son muy cómodos, la única diferencia que sentí fue básicamente la falta de snacks de cortesía y ya; sí te dan agua gratis (tanto en Corea del Sur como en Japón el agua es omnipresente y no tienes que pedirlo en un restaurante ya que siempre hay una jarra con agua fría dispuesta delante de ti, aquí no sufrirás con el ¿me traes un vaso de agua por favor?). Incluso me di el “lujo” de cambiar mis últimos wones en el trayecto de vuelta a Japón por un té de limón que, contrario a mis experiencias con tés de limón en trenes franceses, éste estuvo estupendo.

T’Way es una fantástica manera de viajar entre Corea del Sur y Japón con precios de autobús, realmente es barato siempre y cuando tengas bien en claro mi regla de la movilidad: compra en línea y con anticipación. Un trayecto de Oita a Seúl (una hora y media) me costó en viaje sencillo 40,000 wones coreanos (4,000 yenes, 800 pesos) pero este precio es limitado, la aerolínea pone algunas plazas con este precio y si se agotan el precio de las siguientes sube a 50,000 wones y así sucesivamente. Tengo planeado hacer una entrada sobre cómo las aerolíneas y compañías de trenes manejan y modifican estos precios y el porqué entonces del que yo no pague la misma tarifa que quien va a mi lado. Mantente al tanto que con esto ahorrarás mucho dinero y ¡buen viaje!