Canadá en tren: una experiencia única (y barata)

Ya he hablado de cómo viajar en tren por Europa y la experiencia que llevo hasta el momento en Japón con su maravillosa red de trenes, pero ¿qué tal en América del Norte? A diferencia de los países europeos, Canadá es un país muy grande por lo que recorrer la distancia de Montreal a Vancouver equivale a cruzar toda Europa pero con la diferencia de que es un viaje más tedioso, las distancias son larguísimas entre ciudades importantes y la mayor parte del tiempo lo único que ves son las llanuras; en Europa ves ciudades, pueblos, la campiña, los trenes son más rápidos, puedes detenerte en varias ciudades y países, en Canadá… bueno, no es la mejor manera de viajar en tan vasto país (menos si consideramos que no hay trenes de alta velocidad como sí los hay en Europa y en países muy grandes como China y Rusia) pero en algunas ocasiones te puede salir más barato que viajar en avión y te ahorras mucho dinero en hospedaje.

Para mí viajar en tren es ya toda una experiencia cultural, quizá porque sigo esperando el “milagro” de que en México algún día haya un tren que vaya de México a Guadalajara (el de Toluca al DF no cuenta, es más como un suburbano “rápido”). Entre más pequeño sea el país más fácil es moverse por tren y por eso en Europa abundan los buenos trenes. También Japón es el país de trenes por excelencia. Sólo Tokio tiene más vías ferroviarios que ¡todo Alemania junta! (Cliquea aquí si quieres más información sobre los trenes en Japón). ¿Pero qué pasa en países tan grandes como Canadá? Ciertamente el sistema ferroviario es más complejo debido a que las distancias que tiene que abarcar es como si tuviera que abarcar toda Europa; en un país relativamente pequeño como España es fácil cubrir su geografía con vías de tren pero en un país tan grande como Canadá es más difícil, sin embargo eso no significa que no tenga vías de trenes moderadamente buenas.

Si tienes unos días libres o tiempo que matar es una buena idea tomar el tren desde Toronto o Montreal hacia Vancouver o en sentido contrario iniciando en Vancouver (siempre y cuando no te importe mucho el no ducharte por unos días). El tren toma aproximadamente cuatro días en llegar y se detiene en ciertos lugares en donde puedes bajarte y conocer un poco los lugares, en invierno es especialmente espectacular cuando el tren para en el oeste de Alberta (en ciudades turísticas como Banff) y en British Columbia por la nieve y las montañas. Si viajas desde Montreal puedes hacer una parada por toda una tarde a Toronto y retomar el tren por la noche. Las paradas en las estaciones canadienses son más largas que en Europa. Y, contrario a la creencia popular de que todo en Canadá es “perfecto”, los trenes en Canadá no son particularmente puntuales pero eso está bien porque por un retraso de cuatro horas a mi llegada a Montreal recibí un almuerzo de cortesía por parte de la cocina del tren (hey, algo es algo, ¿no?).

Normalmente VIA Rail (la empresa canadiense de trenes de pasajeros o como le llamo yo: la SNCF canadiense) tiene ofertas en su página web. Un viaje de Vancouver a Toronto normalmente cuesta casi 500 dólares canadienses (6,780 pesos aprox.) pero yo lo conseguí en 250 dólares (3,390 pesos aprox.) cuando estuve cazando en su sitio web: VIA Rail. Al igual que buscar un boleto de tren en Europa occidental y un boleto de avión en un metabuscador de vuelos, es cuestión de buscar en VIA Rail las fechas y horas más baratas, cazar como digo yo, además de buscar las ofertas de última hora por lo que debemos tener paciencia y, esto es clave: ser flexibles con nuestras fechas de salida. Además ten en cuenta que siempre será más barato un boleto de tren si lo compras en internet que en una taquilla ya que las tarifas en las estaciones de trenes son fijas. También busca las ofertas en primera clase. Es relativamente común encontrar ofertas de primera en clase con precios de clase turista, así viajé de Montreal a Toronto en Canadá y de Budapest a Belgrado en Europa. En algunas ocasiones eso no significa ahorrar per se sino que sólo equipara el precio de primera clase a turista pero con la ventaja de usar los lounges de VIA Rail que ofrecen bebidas y snacks gratuitos e ir más cómodo y poder descansar en los trenes. Esto es de una gran ayuda en un país tan grande como Canadá donde las distancias entre ciudades son enormes.

Viajar en tren por Canadá puede ser aburrido por la falta de espectaculares paisajes (menos en la costa oeste –British Columbia– en donde estarás rodeado de bellas montañas) pero puede ser interesante y barato si quieres relajarte unos días mientras recorres largas distancias. Es especial interesante si planeas viajar a Canadá por una larga temporada, sobre todo si tienes una Working Holiday Visa así que a aprovechar el tren, el mejor medio de transporte del mundo.