Rusia 2018 Low Cost: 4 tips para viajar al mundial con bajo presupuesto

Rusia

Llegamos al mes del mundial y me alegra mucho que la selección mexicana haya logrado su pase a Rusia 2018, no lo digo como fanático del fútbol sino como fanático a los viajes. Rusia es uno de los países que tienen un control de entrada a su país más estrictos del mundo, como herencia de la Unión Soviética. Para pedir visa, al igual que en países como China, necesitas tener todo tu itinerario en orden (y pagado) por lo cual no es un destino tan atractivo hablando meramente del low cost (si quieres más información sobre los visados cliquea aquí), pero el gobierno de Vladimir Putin decretó una excelente medida para los ciudadanos de los países que hayan conseguido llegar al mundial eliminando la necesidad de la visa. ¡Hurra México! Entonces pagando un paquete oficial de la FIFA te exime de la necesidad de tener visa siempre y cuando seas ciudadano de uno de los 31 países que hayan conseguido su boleto al mundial. Y aquí les presento cuatro recomendaciones para quienes vayan a Rusia, ya sea que tengan su FAN ID o no. Continuar leyendo “Rusia 2018 Low Cost: 4 tips para viajar al mundial con bajo presupuesto”

¿Por qué el costo de un boleto de tren (y de avión) varía tanto en una misma ruta?

Un día me preguntaron “Rodrigo, ¿por qué pagaste 25 euros por el trayecto de Hendaya a París si el costo normal es de 50 euros?” En realidad me han preguntado muchas veces ese tipo de preguntas, “¿cómo pagaste un boleto de avión desde Guadalajara a Tokio a 16 mil pesos cuando saliendo del DF te sale en aprox. 18 mil pesos? Son preguntas complejas e intentaré responderlas lo más someramente posible en esta entrada que busca darle un sentido al por qué “entre más pronto compres un boleto de tren o avión éste te saldrá más barato”. Parece simple pero no lo es en realidad… Continuar leyendo “¿Por qué el costo de un boleto de tren (y de avión) varía tanto en una misma ruta?”

Canadá en tren: una experiencia única (y barata)

Canadá

Ya he hablado de cómo viajar en tren por Europa y la experiencia que llevo hasta el momento en Japón con su maravillosa red de trenes, pero ¿qué tal en América del Norte? A diferencia de los países europeos, Canadá es un país muy grande por lo que recorrer la distancia de Montreal a Vancouver equivale a cruzar toda Europa pero con la diferencia de que es un viaje más tedioso, las distancias son larguísimas entre ciudades importantes y la mayor parte del tiempo lo único que ves son las llanuras; en Europa ves ciudades, pueblos, la campiña, los trenes son más rápidos, puedes detenerte en varias ciudades y países, en Canadá… bueno, no es la mejor manera de viajar en tan vasto país (menos si consideramos que no hay trenes de alta velocidad como sí los hay en Europa y en países muy grandes como China y Rusia) pero en algunas ocasiones te puede salir más barato que viajar en avión y te ahorras mucho dinero en hospedaje. Continuar leyendo “Canadá en tren: una experiencia única (y barata)”

¿Quieres viajar a Japón sin pagar hospedaje y no gastar tanto en transporte?

Japón

 

¿Viajar a Japón sin pagar hospedaje? Sí, esta entrada no es un clickbait, es verdad y es hasta el momento mi entrada más larga en el blog pero les aseguro que valdrá la pena. Ahora bien, ¿no sabes hablar otro idioma? ¿No sabes ni siquiera inglés? Entonces esta entrada no es para ti. Saber inglés es esencial y obligatorio si quieres hospedarte completamente gratis en un país como Japón, o cualquier otro país (hasta lo gratuito tiene un “costo”). Contáctame si quieres aprender inglés rápido, barato y con lecciones privadas presenciales o en línea (digo, de algo he de vivir, ¿no?). ¿Ya sabes hablar inglés? Entonces continúa leyendo. Continuar leyendo “¿Quieres viajar a Japón sin pagar hospedaje y no gastar tanto en transporte?”

Viajar solo no significa que estés solo: Mi experiencia en Budapest

Budapest

 

Budapest es una de mis ciudades favoritas por muchas razones, no sólo es hermosa y tiene mucha historia sino que también es una de las ciudades europeas, y quizá del mundo, con la mayor cantidad de hostales, lo que significa que por la competencia los hostales tienen que ofrecer más servicios y a mejores precios. Por cinco euros (cien pesos) la noche puedes dormir cómodamente en algún hostal céntrico (en las tres veces que he ido a Budapest me he hospedado en tres hostales diferentes sólo por probar esa experiencia hostelera). La primera vez que llegué a la estación de Keleti Pu (estación de trenes que conecta Budapest con todo el este europeo), se convirtió en mi propio hub ferroviario durante mis viajes a los Balcanes (¿qué es un hub? Cliquea aquí para saber más) y mi vida como viajero solitario cambió por completo… Continuar leyendo “Viajar solo no significa que estés solo: Mi experiencia en Budapest”

Trenes al por mayor o cómo comprar boletos de tren en Europa al mejor precio

 

Cuando elegí vivir en Santander, España hace unos años lo hice pensando en lo fácil que sería viajar hacia otras partes de Europa desde allí. Viajé hasta Belgrado, Serbia desde Santander usando trenes y un solo autobús, hice escala en París, Venecia y Budapest y de haber querido pude haberlo hecho sin apenas caminar (pero claro, me encanta caminar por lo cual no fue un viaje fast track). Y la realidad es que no gasté mucho dinero en los trenes y gasté cero pesos en hospedaje hasta llegar a Belgrado. ¿Cómo lo hice? Continuar leyendo “Trenes al por mayor o cómo comprar boletos de tren en Europa al mejor precio”

Un poco más al este por tren o cómo Europa occidental no está tan chido, primera parte

 

¿Quieres viajar a Europa pero tu presupuesto no da para tanto? ¿Crees que sólo los fresas pueden disfrutar del viejo continente y que viajar en tren es caro? Si quieres algo el universo… No, no es verdad, el universo no hará nada a menos que creas a pie juntillas lo que un “escritor” te dice. Pero si estás ahorrando para unas vacaciones de ensueño ¿por qué no pensar diferente e ir a un lugar menos conocido, más barato e igual o mejor que los trillados destinos caros de siempre?

Continuar leyendo “Un poco más al este por tren o cómo Europa occidental no está tan chido, primera parte”