Visas, fronteras y permisos o cómo los límites del viajero dependen de los límites de la política

Elegir un destino se decide por varios factores: ¿qué te gusta? ¿Qué esperas del destino? ¿Cuánto dinero gastarás? Pero también se ponderan factores ajenos al viajero como los permisos, autorizaciones, visas, etc. Yo he viajado a pocos países que me piden visa (como Canadá y Estados Unidos) y próximamente lo haré en Vietnam y Tailandia, pero la mayoría de los países a los que he viajado son países donde no se requiere visa. Lo de los visados es un tema engorroso; hay visas complejas, como lo son las visas para entrar a Rusia o a Estados Unidos; visas más simples, las que requieren de rellenar unos formatos y pagar una cantidad antes de irte a ese país o al llegar al mismo, como en el caso de Canadá o Vietnam; o sólo visados de llegada, es decir que al llegar al destino pagas una cantidad determinada de dinero y no hay necesidad de más documentos o de burocracia. Europa es un caso complejo debido a que es el continente con mayor integración del mundo entre sus países. Puedes cruzar de un país europeo a otro sin necesidad de dicha autorización, pero a veces sí se requiere de un permiso, por ejemplo al pasar a Albania, a Rusia, Ucrania y a Turquía (no todo Europa es homogéneo). Pero ahora la Unión Europea modificará para sesenta países, incluido México, su política de entradas a los 27 países de la unión (ya sin el Reino Unido a partir del próximo año) en el año 2020. ¿Cómo afectará esto a los viajeros mexicanos? Continuar leyendo “Visas, fronteras y permisos o cómo los límites del viajero dependen de los límites de la política”