¿Cómo encontrar un vuelo al mejor precio?

 

Encontrar un vuelo barato a mi destino: he ahí el santo grial de todo viajero. Internet te da la posibilidad de hacerlo si tienes paciencia y un conocimiento mínimo del uso de los buscadores y metabuscadores. Buscadores de vuelos como Despegar facilitan mucho la búsqueda de un vuelo así como hay buscadores de hoteles como Trivago pero no necesariamente son la mejor opción sin importar lo que digan sus comerciales. ¿Mi postura ante estos buscadores? Bueno, pocos vuelos he comprado en esos buscadores y en raras ocasiones he usado esos servicios “intermediarios” como Trivago; lo hago más a menudo con Hostelworld para la reserva de hostales debido a que la comisión que cobra es una nimiedad y te ofrece servicios como mapas gratuitos y recomendaciones low cost para viajabundear en el destino al que irás. En el caso de buscadores como Expedia o “agencias” como Despegar o Atrápalo no los uso debido a que no te dan el mejor precio, lo único que (a veces) ofrecen es pago a mensualidades sin intereses con tarjeta de crédito. Entonces, ¿qué hacer?

Recomendaciones para buscar un vuelo (u hotel): No sólo busca en intermediarios como Expedia o Trivago, úsalos como referencia solamente, checa los precios del vuelo u hotel, qué aerolínea tiene esos vuelos, etc. y luego métete a la página de dicha aerolínea y compara los precios que viste en el buscador, normalmente páginas como Cheapoair o Expedia cobran una comisión y sus precios no incluyen IVA por lo cual en principio parecieran más baratos que comprarlos directamente en la aerolínea. Para darles un ejemplo yo viajé a España comprando directamente con Lufthansa y a Japón comprando directamente con Aeroméxico ahorrándome cinco mil pesos que hubiera pagado al comprar en un buscador. Cuando lo hice en Canadá por Air Canada lo hice usando una agencia de viajes. “¿En serio? ¿No es eso anacrónico?” No en realidad, si lo vemos desde un punto de vista social estoy ayudando a un negocio local, si lo vemos desde un punto de vista pragmático comparé una opción con las otras y salió, en el caso canadiense, más económico comprarlo mediante una agencia de viajes. Hay que tomar en cuenta que viajar por avión, o tren, no es como hacerlo en camión en donde las tarifas son fijas ya sea el mes o el día o la hora que sea; en avión, como en tren, hay tarifas dinámicas y más factores a considerar. (Si quieres saber más sobre viajar en tren cliquea aquí)

Skyscanner funciona un poco diferente a un buscador como Despegar o Expedia y es más como un metabuscador ya que busca dentro de los buscadores por lo que su alcance es más vasto y funciona más para comparar vuelos que para comprarlos pero también se puede comprar allí aunque la mayoría de las páginas que tiene son inglés. ¿Hay truco en esto? En realidad no, en una sociedad consumista el concepto de oferta y demanda, temporada baja y alta, aerolíneas low cost y regulares, etc. hace que el consumidor tenga que estar consciente de cuándo y cómo buscar el mejor precio que le convenga. El sentido común juega un papel importante: no es lo mismo viajar en un fin de semana de julio a París que un lunes a mediados de marzo. También ten en cuenta que entre más pronto compres tu boleto más barato será, tener flexibilidad es esencial. En resumen: buscar, buscar y comparar es la mejor solución para encontrar el mejor boleto de avión; a veces lo será comprándolo directamente con la aerolínea, a veces en una agencia de viajes y a veces haciéndolo en buscadores, metabuscadores, etc. Sé flexible y no busques días en específico, busca de manera amplia porque a veces volar un lunes significa que te ahorras muchísimo más que si lo hicieras un domingo, ¡un solo día hace una enorme diferencia! ¿Y qué aerolíneas son las mejores (más baratas) y cuáles ofrecen un mejor servicio? De eso hablaré más adelante. ¡Buen viaje!